La iglesia ha tratado de valerse de los medios de comunicación, redes sociales y tecnología en general para predicar el evangelio. Esto ha logrado que en algunos casos se logre tener un mayor alcance del mensaje de Dios, pero al mismo tiempo dificulta que la conversión sea genuina y se continúe con la labor del evangelio.

Compasión es uno de los libros escritos por Jaime Fernández, quien además de este, ha publicado otra serie de libros con diversos enfoques. Es originario de Galicia en el Norte de España.

Por: Elder Canahuí

Con mas de 25 años trabajando en medios de comunicación transmitiendo un programa que hable del evangelio, ha logrado llegar a personas de diversos países para ayudar a las iglesias a no perder la verdadera esencia del evangelio.

¿Porque escribir un libro que retome el enfoque del evangelio, cuando se supone que siempre debemos estar enfocados en ello?
A lo largo de los últimos años he tenido la oportunidad de viajar a varios países y me he dado cuenta que hay algo común en muchas iglesias y en muchos cristianos;  y es que, de cierto modo se esta perdiendo la belleza del Señor Jesús. Las personas ya no están tan entusiasmadas con Él y no nos damos cuenta de lo que Él es. Por el contrario, nos hemos involucrado en muchas cosas como el trabajo y otras actividades que no son malas en si, pero nos alejan del centro del cristianismo que es el Señor Jesucristo.

La idea de escribir el libro fue un poco como… ¿Qué pasaría si esta fuera la primera vez que estuviésemos leyendo los evangelios en nuestra vida y no supiéramos nada de la historia? Seguro que cada página y cada frase nos asombraría, porque son cosas absolutamente excepcionales, y la vida del Señor Jesús revolucionó el mundo. Era parte del  plan de Dios no solamente transformar el mundo en el sentido de la salvación e ir a una cruz, resucitar y vencer a la muerte para darnos salvación; si no transformar nuestra propia vida y el día a día, darnos una vida como el Señor dijo: Abundante.

Es impresionante que cuando el escritor de los hebreos en el capitulo siete define la vida del Señor Jesús, dice que Él vivió según el poder de una vida indescriptible. Muchas veces la gente piensa en grandes bendiciones y no en convivir día a día y cara a cara con el Señor.

Portada del libro: "Compasión" de Jaime Fernandez

Portada del libro: “Compasión” de Jaime Fernandez

¿Cree que la iglesia a delegado la labor del evangelio a los pastores y evangelistas, siendo la iglesia como tal la responsable de cumplir esta función?
Ese es un problema muy grande, ya que realmente los primeros cristianos transformaron el imperio romano, el cual es el imperio más grandioso que ha existido en la historia de la humanidad y lo hicieron sin ningún medio, sin evangelismo, ni redes sociales… pero vivieron al Señor Jesús, es decir, lo vivían en su vida y en sus familias.

Cuando vivimos al cien por ciento el amor de Dios transformamos el  mundo, por ello siempre me gusta decir que si realmente viviéramos de esta manera no necesitaríamos evangelismo, porque estaríamos transformando nuestro entorno sin predicar tanto ya que se reflejaría en nuestra vida. Actualmente ocurre que esa labor se la delegamos a personas que predican, hablan y evangelizan muy bien, el problema es que le damos más valor a las palabras y a la comunicación que a la vida misma. Lo que Dios quiere ver son vidas transformadas y ver el poder del Espíritu Santo en esas vidas.

¿Cuál es el alma de su libro compasión?
El Señor Jesús siempre vivió con compasión, no juzgaba a la gente, Él amaba, abrazaba y restauraba a las personas, estaba al lado de todos sin importar que fuera una persona que estuviese desahuciada en la calle. Él se preocupaba, incluso cuando leemos la biblia hay detalles que pasamos por alto cuando dice que Jesús se detuvo al escuchar que un ciego le llamaba, pues el llamado del corazón de una persona puede hacer que Dios se detenga.

En el libro menciono que solamente podemos tener esa compasión cuando estamos apasionados por el Señor, cuando le amamos y vemos como Él era.

¿Qué reacción espera que tenga el lector al finalizar de leer su libro?
Justamente el capítulo 52 tiene solo un párrafo; hemos leído muchas cosas sobre el Señor, algunas de ellas parecen completamente nuevas porque cuando leemos no nos fijamos en los detalles, pero se trata de que vivamos la misma vida con pasión; ayudando a los demás y viviendo como el Señor Jesús vivió, porque lo que Él quiere es vivir su vida dentro de nosotros.

Muchas veces se dice que el verdadero mensaje del evangelio es que Dios ocupe el punto número uno de nuestra vida, pero  la realidad es que debe estar en todo, desde el punto número uno hasta el punto cien, todo lo que hagamos debe depender completamente de Él.

Desde su punto de vista, ¿Quién es el responsable de que la pasión por el evangelio se haya perdido?
Cuando el Señor estaba escribiendo las cartas al apocalipsis hay una iglesia; Éfeso, era la primera iglesia, la cual era impresionante en cuanto a conocimiento. Era una de las ciudades más ricas de aquel entonces, tenían todo cuanto nosotros podemos tener ahora. El Señor les dijo que todo estaba muy bien, que la vida que estaban llevando era recta, pero que habían perdido su primer amor, y la relación con Dios depende de nuestro amor. Él nos amará siempre, pero nuestra vida solamente la disfrutaremos con el Señor si realmente le amamos. Cuando amamos otras cosas y las ponemos al mismo nivel que al Señor, nos perdemos a nosotros mismos, perdemos nuestra dignidad como personas y perdemos el corazón del Señor Jesús y la compasión.

Deja tu comentario:

comentarios

No Hay Más Artículos