Aunque es más conocida como una tradición católica, la última semana de cuaresma, es probablemente una de las semanas más esperadas del año por todos, por el descanso, por la tradición, por diferentes razones, todos esperan con ansias la mal llamada “semana santa”.

Recordar la muerte y resurrección de Cristo es sin duda un acto de fe que puede evocar un sentimiento de espiritualidad en muchos, pero en estas fechas parece todo lo contrario, la muerte de Jesucristo fue para redimirnos del pecado: “en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.” Efesios 1:7.




La “semana santa” en nuestro país es la temporada perfecta para las marcas de licor “cerveza para todos” pareciera un mensaje ideal, que todos los guatemaltecos se embriaguen, y adopten un estado emocional efímero, a cambió de arriesgar la vida misma, y la de los demás. El Ministerio de Gobernación reportó que durante la semana santa del año pasado, 23 personas perdieron la vida ahogadas, 24 personas murieron a causa de accidentes de tránsito y 857 personas heridas fueron atendidas.

No queremos decir que debe quedarse en casa, al contrario, visite a sus familiares, descanse, disfrute; recuerde el sacrificio de Jesús y crea que murió para salvarle de la condenación, realice actividades sanas con sus seres amados, hagamos un poco de mérito al nombre de esta semana.

¿Por qué llamar “santa” a la semana que probablemente trae más muertes, accidentes y estrés de todo el año?

En el profundo amor de Cristo.

Deja tu comentario:

comentarios

No Hay Más Artículos