Cálido y acogedor fue el ambiente que percibimos en el privado pastoral de la Fráter, donde muy sonrientes y cordiales nos recibieron las tres señoras de López; la Hna. Alice (como cariñosamente le dicen) que es la madre del pastor Jorge H. López; la pastora Elsy, esposa del pastor Jorge; y la pastora Aixa, esposa del pastor Alex López.

Cada una nos cuenta un poco sobre el trabajo que desempeñan como mujeres, lo que es un reflejo, del liderazgo que ellas también poseen, y el amor con el que se entregan para el servicio de Dios y de la gente.  Las tres son un ejemplo y una inspiración para que como mujeres nos involucremos en el servicio a Dios y a nuestra familia y descubramos quiénes somos en Dios.

 ELSY DE LÓPEZ

Para usted, ¿Cuál es la función principal de la esposa de un líder?

El apoyo, estar siempre a su lado, encontrar el balance entre ser una esposa y una líder; trabajar en la planificación del tiempo para poder desarrollar un liderazgo.  Otra función principal es la pasión para poder servir, porque el líder con pasión hace cosas hermosas, tiene que haber compromiso, lealtad, responsabilidad y una entrega total a Dios y a la gente.

¿Qué piensa de la Frase “Detrás de un gran hombre, hay una gran mujer”?

Dios puso a la mujer en un lugar muy especial, que es al lado del hombre, no detrás, sin quitar la posición de líderes que tienen nuestros esposos.  Jesucristo nos dio la libertad de poder estar en el lugar Santísimo, y de poder desenvolvernos como personas en su servicio, en la Fráter hay libertad para que la mujer se desarrolle, hay grandes hombres y grandes mujeres.  Muchas mujeres quizá no se miren, pero en el silencio están intercediendo.  Un día en mí corazón vino la inspiración: Tú no te vas a ver, pero vas a ser “una cuña”, “un trocito” de madera que va a estar debajo de la pata de la mesa que no está al nivel, para sostenerla.  Llega el momento en que Dios nos promociona, no hay que correr.

¿Qué ha sido lo más difícil de estar junto a su esposo al frente de una Iglesia?

Querer complacer a todo el mundo, cada iglesia e institución tiene sus reglas, su visión, misión y objetivos.  La Fráter es una iglesia muy abierta y accesible, hemos aprendido a no hacer acepción de personas, lo importante es que la gente sepa que hay un manual del fabricante que es la palabra de Dios, no podemos añadirle ni quitarle.

AIXA DE LÓPEZ

¿Cómo se hace el tiempo para atender el ministerio, el hogar y la familia?

Aprendiendo a decir que no a las cosas que hay que decir que no, si uno tiene las prioridades en orden, podremos tomar decisiones sin cargos de conciencia y sin culpa; tener límites, hay que organizar el día, yo aprovecho a trabajar en la oficina cuando mis hijos están en el colegio, y cuando ellos salen yo estoy para ellos, porque algo que aprendí de mis suegros es que el primer ministerio es la casa. Muchas mujeres esposas de pastores, sienten la presión de estar en todas las cosas de la iglesia, y sí, hay que tener presencia pero nuestros hijos tienen un tiempo límite con nosotros, porque ellos van a crecer y que su recuerdo no sea resentimiento porque no estuvimos con ellos.  Con mi esposo tratamos de tener tiempo para nosotros solos. Es importante tener una rutina, que aunque no es divertido para los adultos y difícil de mantener, pero es lo que nos da paz, Dios nos aporta predictibilidad en el día, la mañana, tarde y noche, deberíamos de procurar un ritmo de vida como mujeres parecido.

 ¿Qué le motiva a entregarse de lleno a Escuela Dominical?

El hecho de que el Señor lo dijo claro, dejen que los niños vengan a mí, no se lo impidan, y esos niños son los que se van a ocupar de mi país, y de las cosas del Señor, y es importante no sólo por su futuro, sino por lo que son en nuestra familia, debemos estar en sincronía con el Señor, los niños necesitan defensores, no todos vienen de hogares integrados y lindos, por lo que necesitan oír de esperanza y necesitan tener la semilla de que son importantes para Dios; Guatemala sería diferente, si los niños crecieran sabiendo que Dios está interesado en sus corazones y en lo que tienen que decir.

¿Cuál es la visión de la Red de Mujeres de Fráter?

Levantar a la mujer.  Muchas mujeres viven la vida aplastadas, y se mueren creyendo que nacieron para ser alfombra de alguien, creen que su valor es menor, y nosotras estamos con banderas, levantando a la mujer y diciendo: “Dios te hizo coheredera del reino y no hay valor desigual para Él”, es necesario que la mujer pueda descubrir qué es en Cristo y entonces pueda levantar a su familia, que encuentre su brillo, si una mujer encuentra quién es en Cristo todo le será añadido, como dice la Palabra.  Eso hacemos en la Red, esa es nuestra visión.

ALICIA DE LÓPEZ  

¿Cómo aconseja instruir a un hijo en el camino de Dios?

Desde pequeños hay que llevarlos a escuchar la palabra de Dios, muchos creen que es en la escuela el lugar para educarlos, pero no, es en la casa donde se debe educar a los hijos.

En casa por las noches yo me acostaba con ellos a leerles versículos, cantar coros y después orábamos Jorgito no estaba porque él era muy pegado a mi suegra, hay que ponerles límites, no dejarlos andar con malas compañías, y si es necio aplicarle la regla porque así se enderezan.  Los hijos son una bendición y como madres somos responsables de ellos.

¿Cuál considera que es la mejor actitud para servir a Dios?

El amor, porque Dios nos amó primero, El nos da el deseo de servirle, yo tengo muchos años de ser servidora, me gusta servir a la gente, muchos vienen con necesidades y oro por ellos, los abrazo, los beso, y a todos les pongo atención, desde pequeña, cuando alguien se me acercaba con problemas, tal vez ni para el bus tenían, yo oraba por ellos y los ayudaba con lo que pudiera, nunca dejaba ir a la gente sin nada.  Aunque esté enferma siempre les hago “carita alegre“, siempre las recibo con amor.  Si tenemos el amor de Dios, debemos darlo a los demás.

He ganado muchas almas para Cristo, porque me encanta evangelizar, esa es mi misión, en un tiempo evangelicé a mareros, les compartía la Palabra con pan y café y muchos aceptaron, he aprovechado cada momento para hablar de Cristo, a toda persona.  (Ella todavía se pone su traje azul de servidora y los miércoles es la primera que está recibiendo a las personas en su silla de ruedas).

Deja tu comentario:

comentarios

No Hay Más Artículos