sample-ad

El odio tienta, es un seductor por excelencia. Siempre tendrá grandes argumentos para que le creas y se apodere de ti.

El odio me dio la opción de abrirle la puerta, de entrar en mi casa, sentarse en mi mesa y meterse en mi cama, ¡pero le dije que NO!

Por: Debbie de Mendoza

Quiso platicar conmigo y que escuchara las razones para recibirlo, pero no me interesó. “Busca en otro lado” -le dije-, “acá no hay lugar para ti”. Mi casa es del amor, en mi mesa se come el pan de bondad y mi cama es de la gracia. En mí sala se habla de perdón, allí mis hijos aprenden la semilla de la gracia que dará fruto en ellos y en sus hijos.




El odio tienta, es un seductor por excelencia. Siempre tendrá grandes argumentos para que le creas y se apodere de ti. Nadie dijo que sería fácil rechazarlo. Una de sus mejores razones es que aquel que te dañó no merece tu perdón, y tal vez tampoco merezca tu amor. Pero Dios, quien nos manda a perdonar, sí merece ser obedecido, y el mejor antídoto para el odio es perdonar. El apóstol Pedro dijo: “¿Quién puede hacerles mal, si ustedes siempre insisten en hacer el bien? ¡Nadie! 1ra Pedro 3:13.

¡Cuídate! El odio daña tu esencia y puede convertirte en la persona que jamás quisiste ser. Hay quienes no le temen, lo reciben y lo consienten; lo defienden y lo atesoran, pero he visto como les enferma el alma. Es mejor escoger la felicidad. Me dicen que es difícil perdonar, ¡y lo es! Pero es aún más difícil odiar. Cuando logras ganarle y vivir el perdón, se va esa carga pesada, te liberas y vives en paz.

Nunca le abras la puerta al odio, pues de seguro tocará la tuya también, y no estará satisfecho de quedarse solo en la entrada. Si le abres y lo escuchas, será muy fácil que se acomode y se sienta como en casa, y cuando menos lo pienses, estará presente en toda tu vida.

Mejor ama, porque el amor siempre triunfa sobre el odio. Sin Jesús jamás lo lograrás. Solo sus fuerzas, su ejemplo y su amor te pueden ayudar. ¡Él sí es digno de entrar en tu casa y quedarse a vivir contigo!

Facebook Comments

Website Comments

  1. Monika colindres
    Responder

    Me encanto pastora este articulo gracias por compartir y de enseñar como sacarlos de casa y del corazon buenisimo.

  2. Anabella de pérez
    Responder

    Muy bien…estoy de acuerdo con usted Pastora Debee… el perdón me libera y no me enferma…como ustex dijo .. no es fácil…pero si decidimos se convierte en una practica diaria..y al final. Aprendemos a no sentirnos mas ofendidios…y principalmenre en el matrimonio…aquello que amamos no debemos nunca odiarlo…..durante los 46 años de matrimonio pongo mis pies al piso y digo: SEÑOR no petmitas que lo que elegi un dia amar.. se escape de mi corazón… y como pueda imaginarse han venido gigantes.. crisis eciomicas y cuanta cosa el enemigo ha querido…pero hemos decididio. Que el amor rde Dios reine… Asi que en todo el perdón es indispensable …Perdon es vivir en paz y saludablemente.

  3. VL
    Responder

    Es tan cierto lo que sucede es que el odio desgasta y no solo enferma al afectado tambien contaminamos a los hijos. Dificil perdonar y amar es un proceso muy dificil dia a dia para poder tener paz interior y ver el propósito de Dios en la prueba.
    Adelante pastora Debbye nos llena tanto con sus columnas tan llenas de verdades.
    Bendiciones

  4. Pedro Galvez Padilla
    Responder

    El odio contamina el alma y daña el corazón.
    No nos desenfoquemos del amor de Jesús, que es el único antídoto contra el odio.
    Felicitaciones Pastora por tu segunda entrega.
    Te amo y te bendigo.
    El Panino.

  5. Elvia Peralta
    Responder

    es muy cierto todo lo que usted habla a veces cuando dejamos entrar el odio a nuestro corazon nos agarramos tanto de el que nos da la fuerza para supuestamente levantarnos pero cuando reaccionamos estamos viejas y mas amargadas el el transcurso de la vida aprendemos he empezado a perdonar y sacar el odio en mi y me siento mejor y mas liviana ya no me pesa tanto la vida bendiciones me agradaria poder saludarla

  6. Shenni
    Responder

    Asi es, el bien siempre debe triunfar sobre el mal, cuando esto sucede, los del Señor acamparangelesacamparandor nuestro para defendernos. Gracias P. Debbi por compartir este triunfo. Es tda una vencedora.

  7. Isela
    Responder

    Grande y precioso mensaje mi amada pastora!!! El perdón…..fácil o difícil!!!??? Todo depende de a quien tengamos en el corazón y al final a quien queremos adorar.
    Gracias pastora por compartirnos de esa preciosa sabiduría que El Señor le regaló. La bendigo y la quiero mucho.

  8. José Rodolfo Barrientos
    Responder

    El perdón y el amor son las herramientas más poderosas que Dios nos ha dejado, los cuales son frutos del Espíritu Santo. Hay gente que vive libre pero no en libertad sino esclavos del odio y se dejan guiar pensando que el odio y la auto compasión van de la mano. El ejemplo de rendición del corazón y de aceptar el utilizar el poder del perdón y del amor es un gran testimonio de vida. Varona de Dios. Hacia adelante y bendiciones

Post a comment