Acostumbrado a hacer networking en Guatemala, me abalancé a hacer ese rol yo mismo en los espacios de convivencia de estos eventos, pero no fue fácil.

Por: Alexis Canahui
@alexiscanahui

Los mexicanos no son lo que pensé. Entiendo que esto puede parecer extraño y un tanto controversial, pero lo que trato de decir es que mi concepto en relación a los mexicanos cambió en mi último viaje, quizá porque logré pasar la barrera o fui un poco más persistente.

En las ocasiones anteriores que visité México, traje un concepto que abonó en mi mente la percepción de que los mexicanos son pretenciosos, lo cual hoy entiendo que es solo un catar de una primera impresión.

Fui a México por el World Business Forum 2015 en Santa Fe, también estuve en el World Association Newspaper; parece ser que México es cuna de grandes eventos en Latinoamérica.

Acostumbrado a hacer networking en Guatemala, me abalancé a hacer ese rol yo mismo en los espacios de convivencia de estos eventos, pero no fue fácil.

Romper la barrera parecía ser un poco más difícil en cada intento, pero descubrí que los mexicanos necesitan un poco de confianza para abrirse a una nueva persona. La diferencia cuando alguien más me presentaba ante otra persona era enorme. Entonces mi estrategia de networking cambió de inmediato, les resumo que logré traer 200 tarjetas de presentación con nuevos contactos.

También, logré hacer amigos y muy buenas alianzas con solo cambiar mi forma de verlos y percibirlos. Por otro lado, tuve la oportunidad de pasar un par de días en la gran metrópoli de México, un lugar cosmo- polita que reúne toda la modernidad habida en ese país. El Zócalo fue otro de los lugares que logré visitar, está rodeado de edificaciones barrocas y antiguas.

Alexis Canahui en Mexico D.F.

Alexis Canahui en Mexico D.F.

Al subir a un turibús tuve la oportunidad de ir hasta el Museo Nacional de Antropología de México, un museo que además de ser fantástico, puede observarse la historia de la cultura maya. Quedé impresionado al llegar al famoso museo Soumaya, un museo que pertenece a la fundación del magnate Carlos Slim y que cuenta con un área de exposición de 7517 m2. Al estar ahí nadie puede pasar por alto las espléndidas colecciones europeas y sudamericanas que están a la vista de los visitantes.

Sin lugar a dudas es una experiencia que vale la pena que cada uno la viva.

Deja tu comentario:

comentarios

No Hay Más Artículos