El estado de emergencia sanitaria que atraviesa el mundo entero ha obligado a los gobiernos a cancelar las reuniones, para evitar la propagación del COVID-19 o Coronavirus.

Las distintas congregaciones realizan los cultos por medio del streaming, vía internet o canales de tv y radio. Esta es una forma de mantenernos en comunión desde casa mientras se recibe el mensaje bíblico.

Hay que mantener la calma, acatar las recomendaciones de las autoridades y no dejar de orar por la situación que aqueja al mundo entero. Se sabe por la palabra de Dios que, todo tiene un propósito y un fin, pongamos en obra nuestra fe, que en momentos como estos es cuando más se necesita, recuerden:

“…Pero yo he pedido por ti, para que no desfallezca tu fe. Y tú, cuando recuperes la confianza, ayuda a tus hermanos a permanecer firmes.

Deja tu comentario:

comentarios