En las Escrituras, había un hombre llamado Jonás. Dios le pide que haga algo que no quiere hacer. De hecho, él se escapó de esa oportunidad y terminó en el vientre del gran pez.

Ya en el vientre del pez, se dice en Jonás 2 que él oró al Señor. Él  se rindió y finalmente consiguió ser honesto con Dios y le dijo: “Sé que me equivoqué. Sé que me encontré en la dirección opuesta. Pero Tú, Dios, eres fiel.” Jonás comenzó a clamar a Dios en la honestidad y la humildad. Jonás sabía que podía haber muerto. Él sabía que Dios era misericordioso y lo salvó, aunque Jonás desobedeció a Dios.

Al final de la oración de Jonás en la escritura, el siguiente versículo dice que Dios mandó a los peces a escupir a Jonás en tierra firme. En un instante, Dios  trasladó a Jonás a un lugar solitario .Sabes, a veces tratamos de escondernos de Dios. A veces sabemos lo que debemos hacer y no queremos hacerlo, por lo que hacemos exactamente lo contrario de todos modos. Y, nunca nos va bien cuando hacemos eso.

Él ya sabe las decisiones que has tomado y está a la espera que lo busques y puedas ser honesto con Él como lo hizo Jonás.

Proverbios 11: 3 nos dice que una buena persona es liderado por la honestidad de su corazón. A veces, si no estamos en el lugar que queremos  estar en la vida, tenemos que parar y conseguir ser honestos con nosotros mismos y con Dios.  Dios ya ha visto cada giro de tu vida  y sabe lo que hay en tu corazón. Él ya sabe las decisiones que has tomado y está a la espera que lo busques y puedas ser honesto con Él como lo hizo Jonás.

Si estas en una situación similar, y no estás haciendo lo que deberías hacer y lo que Dios  te mando hacer, debes saber que Dios puede cambiar las cosas en un instante. No te quedes en el “si onlys.” No te quedes en el lamento. No te enfoques en lo que podría haber sucedido; centrarte en lo que va a suceder cuando se tiene un corazón sincero ante Dios.

“En todas sus maneras reconózcalo, y él enderezará tus veredas.” Proverbios 3: 6

Cortesía de: www.joelosteen.com

Deja tu comentario:

comentarios