cuatro + 8 =



1 + nueve =


Dedicó su vida al cumplimiento del propósito que Dio; servir e impactar a la juventud

Si hay que mencionar una vida memorable, esa es la del Dr. Virgilio Zapata, quien desde pequeño decidió dedicar su vida a Dios. Su ánimo y entusiasmo por servir a Dios se notaban a simple vista, tanto, que por muchos era conocido como “el pastorcito” dado a que apenas a los 13 años desempañaba una digna vocación cristiana.

Junto a su familia, desde pequeño fueron exiliados del país hacía México, lugar en el que conoció a la que posteriormente se convertiría en su esposa, Beatriz de Zapata, con la cual compartían la misma pasión por servir a Dios; compartían una misma visión ministerial

Su legado trasciende en diversos ámbitos; hasta el momento, ha sido el basquetbolista con más anotaciones de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, imponiendo dicho record con la Selección Guatemalteca de basquetbol. Sin embargo, la fundación del Colegio América Latina, en 1954, fue la plataforma que le permitió crear diversos ministerios más;  junto a su esposa Beatriz, formaron el primer programa de educación a distancia para adultos en Guatemala, agencia misionera, clínica médica, tres iglesias, tres colegios más, entre diversos ministerios más.

La vida del Dr. Virgilio Zapata estuvo dedicada al cumplimiento del propósito que Dios tenía para él; deseaba servir e impactar a la juventud, dándoles la oportunidad de brindarles educación; hablarles de Dios y de Su palabra.

Su legado ha quedado y quedará plasmado en los niños y jóvenes que integran el colegio; jóvenes formados para el servicio de Dios y de la nación.

Deja tu comentario:

comentarios

No Hay Más Artículos
Welcome to my blog!