× 1 = seis



1 × dos =


Durante el proceso de campaña electoral ha habido fuertes objeciones en contra del aspirante a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump que era visto como “poco religioso”.

Por: Redacción / Colaboración: Abi Alachan

Lo que ha ocurrido, es que el 41% de los que dudan de su religiosidad igual creen que sería un buen presidente.

Y por parte de la iglesia cristiana, en la cual se han resaltado los líderes, tanto a favor como en contra del aspirante a presidencia y entre las que han pronunciado su opinión están, la iglesia Luterana y algunas dependencias evangélicas estadounidenses.

A mediados de junio del año en curso, en una reunión con los pastores de las mega-iglesias en Times Square, Nueva York, muchos de los asistentes al lugar parecían haber cambiado de idea luego de escuchar hablar a Trump y su postura con respecto al apoyo “sobre la defensa de la libertad religiosa, incluyendo, deshacerse de las restricciones del Internal Revenue Service que amordazan el diálogo político desde el púlpito.”

Trump también habló de cómo los evangélicos tienen que unirse por sus derechos y valores que están siendo atacados.

El pastor Robert Jeffress que pastorea a unos 12.000 fieles de la Primera Iglesia Bautista de Dallas, tuiteó su apoyo para el empresario.

Estadísticas muestran que el candidato posee el apoyo de una tercera parte de los cristianos “renacidos” en las contiendas realizadas en más de una decena de estados republicanos, en ocho de las primarias presidenciales, Trump ha ganado el respaldo de más cristianos conservadores colocados en el centro de su campaña.

Según James Dobson fundador de Enfoque en la familia, el magnate multimillonario no encaja en el molde típico evangelista por “no conocer nuestro lenguaje”, instó a mostrar una mayor indulgencia hacia el candidato: “No creció en un entorno igual que nosotros”.

Críticos reiteran que los medios exageran el apoyo de la iglesia y de los cristianos “renacidos” debido a que estos son solo de nombre; en un sondeo realizado en octubre por el Instituto de Estudios de Religión del Público respalda esa posición, concluyendo que personas que van frecuentemente a la iglesia tienden menos a respaldar a Trump.

Y mientras algunos líderes y pastores muestran su apoyo abiertamente al aspirante republicano, otros están en desacuerdo en cuanto al cristianismo y el apoyo que se le ha mostrado por parte de los seguidores.

“…Desde que Trump se presenta a sí mismo como un cristiano, él puede estar dando una identidad falsa de la fe” –Max Lucado

El pastor Max Lucado dijo tener serias preocupaciones en cuanto a la llegada del candidato a la Casa Blanca y las decisiones que alguien pueda tomar en contra de la iglesia cristiana debido al comportamiento y la forma de expresar sus puntos de vista ya que no van acorde a las escrituras; y agregó que desde que Trump se presenta a sí mismo como un cristiano, él puede estar dando una identidad falsa de la fe.

El reverendo Russell Moore, jefe de la rama de política pública de la Convención Bautista del Sur. Moore se ha opuesto al magnate desde muy temprano diciendo que “Hay una forma de cristiandad cultural que hace que la gente responda como “evangélico” y “renacido” siempre que no sea católico, aunque no han ido a la iglesia desde que eran niños” en respuesta a la proclama de Trump de ser cristiano.

Deja tu comentario:

comentarios

No Hay Más Artículos
Welcome to my blog!