ENTREVISTA CON ANDRES PANASIUK

Por : Alexis Canahui

Revista actitud tuvo el privilegio de entrevistar a Andrés Panasiuk, quien ha escrito nueve libros, ocho de finanzas y un devocional para padres e hijos, actualmente está trabajando en cinco libros más. A la vez, ha salido al mercado con una serie de libritos de autoayuda con la American Bible Society, con varias versiones de: “¿Cómo llego a fin de mes?” con un estudio bíblico (video en DVD)
de ese famoso libro incluyendo un software (la beca financiera) que ahora se distribuye en línea a través de LOGOS. Finalmente, el Señor le ha permitido el gozo de editar y contextualizar el libro: “El Poder de la Generosidad”, de Omar Cabrera Jr. y el desarrollo de un material de certificación de líderes en transformación económica llamado: “Lideremos en la Economía del Reino”. Pero que sea él, quien nos cuente un poco más de su extraordinaria trayectoria.

 ¿Puedes contarnos cómo llegaste a ser un conferencista conocido a nivel mundial?

La verdad es que eso de llegar a ser un conferencista internacional fue más una cuestión de necesidad que de diseño. Hay gente que quiere, planifica y mercadea su nombre para ser un orador a nivel mundial, yo fui empujado a serlo. Cuando me uní al Dr. LarryBur-kett en 1996 para comenzar el departamento de habla hispana de Christian Financial Concepts, no me di cuenta de algo que parecía obvio, había elegido meterme en un área en la que muy poca gente había incursionado; esto me llevaría a tener una amplia demanda en el cuerpo de Cristo, en Estados Unidos, y luego en el resto del mundo. Por otro lado, las ideas sobre comunicación interpersonal y de grupo que desarrollé durante mis once años de ministerio en Chicago, me ayudaron muchísimo a comunicar con excelencia este tema tan difícil, cuando el equipo del Dr. Luis Palau me invitó a viajar con ellos y hacer sus conferencias de pastores a partir de 1997. Siempre estaré agradecido con el doctor Palau.

¿Cuál fue el eslabón que te llevó a enseñar de finanzas?

La razón por la que empecé a incursionar en el tema de la mayordomía bíblica fue porque la Iglesia Evangélica Misionera de Chicago, –a la cual servía como pastor desde el comienzo de los años 90– necesitaba ser restaurada en el tema de las finanzas. Estudiando el tema de la falta de fondos de la iglesia, me di cuenta de que si la gente estaba gastando el salario del mes siguiente, en el mes, el diezmo de cero era cero; necesitaba enseñar cómo quiere Dios que manejemos el 90 por ciento restante.

 ¿Cómo aprendiste a enseñar y a influenciar en otros?

Siempre, antes de subir a la plataforma, le pido al Espíritu Santo que sea Él quien enseñe a la gente lo que ellos necesitan escuchar. He podido comprobar que el Espíritu Santo enseña por mí, porque años después de mis charlas la gente me comenta frases e ideas que les tocaron, y que sé a ciencia cierta que nunca las dije.

¿Qué piensas de la frase: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”?

Creo que fue Rita Mae Brown, en su libro Starting from Scratch, quien dijo: “la definición de locura es hacer las cosas una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”. Eso es lo que nos ocurre en el campo del manejo de las finanzas, quisiéramos tener una vida económica distinta, pero no queremos cambiar la manera de cómo hacemos las cosas, creemos que llevar el diezmo a la iglesia es suficiente para desarrollar una vida económica de provisión y abundancia. Eso es un sueño infantil, debemos de tener un compromiso a obedecer toda la palabra de Dios. La sanidad financiera se alcanza con trabajo.

Tengo entendido que también dedicaste parte de tu vida a los medios ¿Cómo es esta faceta de comunicador y cómo la aplicas al trabajo en la iglesia?

Siempre voy a dar gracias a Dios por la bendición de haber trabajado para la radio hispana del Instituto Bíblico Moody. Trabajar para una institución así, me permitió obtener altas aptitudes como comunicador social, adquirí una forma de pensar en grande a la que yo no estaba acostumbrado; eso me impulsó a desarrollar un programa que se llamó “Un Minuto Financiero”, que se convirtió en un fenómeno en todo el continente. Eventualmente ese programa me llevó a desarrollar “Cultura Financiera”, que es un comentario financiero familiar de cinco minutos que se escucha en cientos de emisoras.

Andres Panasiuk

Andres Panasiuk

¿Cuándo tomaste las riendas de conceptos financieros y por qué el cambio a cultura financiera?

El 1 de septiembre de 1996 mi esposa y yo dejamos mi trabajo en el Instituto Moody para comenzar una organización que enseñara mayordomía bíblica. Sentíamos el inequívoco llamado de Dios, sin embargo, nuestra amistad con la familia del Dr. Larry Burkett, nos llevó a presentar la propuesta de desarrollar la organización dentro de Christian Financial Concepts. El cambio se dio porque la organización se fusionó con otra, el Dr. Burkett falleció, vinieron nuevos líderes y estaban implementando planes operativos que diferían con la misiología con la que mi esposa y yo habíamos llegado a ese hermoso ministerio. Fue entonces cuando fundamos el Instituto Para la Cultura Financiera, una institución educativa y no comercial con su casa matriz en Guatemala.

En la actualidad ¿En qué inviertes más tu tiempo y como haces para atender tantos compromisos sin descuidar tu organización?

Una gran cantidad de mi tiempo está siendo invertida en escribir, editar, asesorar a líderes (religiosos y empresariales), y a viajar para participar en eventos internacionales. A pesar de tener un alto nivel de impacto, en realidad, tenemos una estructura sencilla y un equipo con un altísimo nivel de profesionalismo. Mi gente en realidad no me necesita y lo peor es que lo saben. Nuestra nueva estructura de expansión y crecimiento estará basada en iglesias. Estamos buscando congregaciones visionarias, de vanguardia, misioneras, con un alto impacto en su comunidad.

¿Cuándo iniciaste tu ministerio y cómo te sientes después de tan largo recorrido?

Prediqué mi primer sermón en 1978, durante una reunión de jóvenes en el interior de mi país. Desde entonces que tengo una profunda pasión por enseñar las Escrituras. Me ordenaron como pastor diez años después, en el año de 1988, en la ciudad de Chicago.

¿Cuáles serían los consejos claves en el manejo de las finanzas?

Primero, entender que el “ser” es más importante que el “hacer”: ser administradores (no dueños de nuestras cosas), ser honestos, íntegros, previsores, diligentes, generosos, etc. Segundo, hacer un plan para controlar gastos y para salir de deudas, tener un seguro de vida (para los empresarios con deudas), tener metas y límites para nuestro estilo de vida, trabajar en equipo con la esposa, establecer metas para dar generosa y abundantemente a Dios y a los demás. Y tercero, aprender los principios eternos de la palabra de Dios para manejar las finanzas personales y obedecer a muerte esos principios.

Según tu experiencia ¿cuáles son los problemas financieros que más afectan a los cristianos?

Lamentablemente los problemas financieros que más afectan a los cristianos, son los mismos que afectan a los no cristianos, manejan sus finanzas de la misma manera. Entonces, los problemas más comunes son: el endeudamiento, la falta de orden, el vivir al día, etc. Recordemos lo que siempre decía el Dr. Larry Burkett: “La forma en la que manejamos nuestro dinero es una expresión externa de una condición espiritual interna”. Entonces, en el fondo, el problema más común en los cristianos el día de hoy es que necesitamos madurar en Cristo. Esa es nuestra meta en el continente, llevar a la iglesia a entronar a Jesucristo en el corazón de los creyentes, ayudarlos a madurar en su fe y como consecuencia, sanar financieramente al cuerpo de Cristo. Puntualizó Andrés Panasiuk.

ZONA DE COMENTARIOS

comentarios

ARTICULOS RELACIONADOS

Welcome to my blog!

Optimized by SEO Ultimate