Rostros de la Creatividad –Portada–

Ángeles volando, un castillo medieval, a veces un león rugiendo en medio del escenario, otras veces, elefantes y camellos; tanquetas militares en el parqueo, un ring de box en el púlpito, vallas publicitarias con forma de espada clavándose en la ciudad, un largometraje y música electrónica son algunas producciones de Casa de Dios que muchos comentan. ¿Cómo lo logran?, ¿Cómo nacen las ideas y las ponen en práctica? Para obtener respuestas, hablo directamente con dos de los pastores que coordinan esta creatividad.

“Dios te bendiga” fue el saludo con el que el pastor José Antonio Putzu, conocido como Chepe, acompañó el apretón de manos que me dio la bienvenida a su oficina. Un momento después, se nos unió el pastor Rodolfo Mendoza, a quien amigablemente llaman Chofo. Así fue como iniciamos la plática sobre los innovadores proyectos de  la iglesia.

Con una actitud relajada en sus rostros, les escucho decir que Casa de Dios tiene una visión muy clara y que la pasión por comunicar el mensaje del Señor los ha llevado a innovar en muchas áreas: televisión, teatro, cine, internet, libros, publicidad y organización de congresos. Por ello, el pastor Rodolfo define la innovación como: “La consecuencia de tener un gran deseo por comunicar el mensaje de Jesús a la mayor cantidad de personas posible y hacerlo bien”.

Ambos comentan con orgullo que son parte de un equipo creativo presidido por el pastor Cash Luna. En la iglesia -comentan- todos tenemos el corazón apasionado por un objetivo, así que trabajamos intensamente para lograrlo. El pastor Chepe asegura: “Todos los proyectos de la iglesia se realizan en conjunto. Cada quien aporta sus habilidades particulares y asume la responsabilidad de lo que le toca. En algunos casos, Chofo preside y yo apoyo, en otros casos, es al contrario. Así como hay momentos cuando ambos apoyamos a otro miembro del equipo a quien le corresponde coordinar, lo más importante es el resultado final para el cual todos trabajamos ”.

Además, comentan que los colaboradores se sienten cómodos porque saben que hay plena confianza en su capacidad. Cuando se proponen algo, la tenacidad supera los obstáculos, porque están convencidos de que el buen ánimo alivia cualquier tensión ante las dificultades.

El pastor Chofo explica que Casa de Dios cuenta con un equipo de gente comprometida, aunque no todos se integraron siendo evangélicos. Un ejemplo es Fran Lepe quien, a los cuatro días de salir del manicomio, estaba dirigiendo la obra de teatro del día de la madre en la iglesia, aunque nos enteramos de ese detalle tiempo después -aclara entre risas-. Otros casos son la editora y uno de los creativos de publicidad quienes se integraron gracias a la experiencia que tienen para alcanzar al mundo secular en cada una de sus áreas. Chofo continúa explicando: “Creemos en la gente talentosa. El éxito y la excelencia son imanes que motivan a otros a integrarse al equipo. No tenemos miedo de buscar el apoyo de personas ajenas a la iglesia para que se involucren en nuestros proyectos. Es más, en las obras de Casa Teatro, varios de los actores profesionales no son cristianos, pero contamos con ellos porque estamos convencidos de que Dios ha puesto talento en todos”.

Luego de contarme sobre el inmenso apoyo que tienen de muchos voluntarios, la pregunta fue inevitable: ¿cómo hacen para integrar a tanta gente en sus proyectos? Ambos coincidieron en que la pasión de compartir sobre Jesús a la gente es lo que los mueve y es algo que se contagia. Por eso, muchos voluntarios donan su tiempo y recursos para hacer posible lo extraordinario. Al escucharlos, concluyo que definitivamente el Señor les ha dado el don de identificar las necesidades de Sus hijos y encontrar a las personas capaces de realizar proyectos de gran alcance.

Eventos inolvidables

Jose Putzu Pastor Casa de Dios

Pastor José Putzu, Casa de Dios

Casa de Dios es conocida por los extraordinarios congresos que organizan, por eso, les pedí que me contaran al respecto. El pastor Chepe explica que los congresos son eventos enfocados a enseñar sobre temas específicos al público para quienes van dirigidos: jóvenes, líderes, matrimonios, etc. alrededor de ese tema se desarrolla toda la estrategia de comunicación y organización. “Uno de los objetivos es lograr que cada congreso sea memorable e influya positivamente en la vida de los asistentes. El anhelo que vemos de recibir al Señor es lo que nos mueve a ser creativos”.

Todo inició en el 2001 con la inauguración del nuevo templo y el primer congreso Ensancha, al que siguió el congreso para jóvenes Hechos 29. Específicamente para ese congreso ¡produjeron una telenovela! Ellos cuentan que fue muy divertido y tocó profundamente a los asistentes. El siguiente congreso tomó el tema de la película Men in Black  para el cual se utilizaron vallas publicitarias por primera vez. A partir de entonces, la expectativa sobre el tema es un elemento a favor, ya que la gente espera ansiosa asistir a los congresos. Siempre hay lleno total y las entradas se agotan días antes de los eventos, incluso ahora, en el 2011, cuando cambiaron el formato y realizaron dos congresos Ensancha, uno para padres y otro para hijos, ya que el tema era el tiempo en familia.

El pastor Chofo comenta: “Organizamos todo bajo el principio básico de superar las expectativas de la gente. A esto le llamamos el efecto ¡Wow!,  es decir, crear un impacto tan grande que provoque compartirlo con más gente”.

El pastor Chepe, con un gesto afirmativo en el rostro, amplía: “De hecho, al organizar un evento, le digo al equipo: Si algo no te impacta, no le impactará a nadie; si la idea no te entusiasma, no entusiasmará a otros; lo que no te mueve, no moverá a la gente”.

De dónde vienen las ideas

Hemos platicado durante media hora y podríamos continuar largo rato porque ¡el entusiasmo no termina! Con ese ánimo, el pastor Chofo nos comparte otro principio clave: “La espontaneidad y la creatividad vienen del Espíritu Santo, quien la ofrece ‘de repente’. Claro que organizamos y planificamos las cosas, pero todo el equipo está dispuesto para lo inesperado. Las buenas ideas siempre vienen de Dios, algunas veces a través de los desafíos que nuestro Pastor nos presenta, otras veces vienen de los miembros del equipo o incluso, de gente de fuera. Las buenas ideas son como la sabiduría, claman en las plazas y en las calles para que las tomen, ¡están por todas partes, solamente necesitamos aprender a identificarlas! La creatividad no debería estar limitada a un departamento de la iglesia, porque todos tenemos un toque del Creador”.

El pastor Chepe apoya las palabras de su amigo y cuenta sobre una de esas ideas que surgieron de repente: “Se trataba de un congreso para jóvenes cuyo tema era el noviazgo y el sexo. Se nos ocurrió organizar un White Day, es decir que ese día, todos los asistentes se vistieron de blanco, simbolizando la santidad. Ese ha sido uno de los congresos que más ha impactado a los jóvenes de Guatemala. Recuerdo que al inicio, programamos una excelente campaña con el tema de las carreras de autos. Aunque era espectacular, sentí que no íbamos por el camino correcto, porque no estábamos enfocados en la necesidad de la gente, así que le pedí a los creativos que replantearan la campaña y surgió la idea de basarnos en la cultura y moda de los 60’s, lo que resultó un éxito rotundo”.

Con satisfacción, el pastor Chofo comenta: “Nuestra cultura en Casa de Dios es aprender a respetar las buenas ideas. Podemos tener criterios muy fuertes, pero nunca contra la razón. Ese estilo de trabajo lo aprendimos del pastor Cash. Aquí le damos espacio al desafío de las ideas, aunque no siempre sea cómodo hacerlo, pero a largo plazo, es sano. Estamos convencidos de que el único límite para crecer es pensar que algo es imposible de lograr”.

Pastor Rodolfo Mendoza, Casa de Dios

Jesús fue innovador  

Tanto el pastor Chepe como el pastor Chofo afirmaron: “Él es nuestro modelo y lo imitamos, incluso en Su método para hacer discípulos. De hecho, una de las primeras innovaciones en Casa de Dios fue implementar el Modelo de Jesús como el estilo de vida que rige nuestro ministerio y se sustenta en el principio de formar discípulos”.

Chepe comenta: “En Latinoamérica hay muchas personas que han visto lo que hacemos. Antes de planificar algo, estudiamos el comportamiento de la gente y sobre todo, oramos para que Dios nos enseñe y nos revele las necesidades de Sus hijos. Es divertido, porque en mi caso, las mejores ideas vienen a mi mente ¡cuando estoy bañándome! Para otros será diferente, pero lo importante es que todos aportamos y las ideas han sido tan efectivas que se reflejan en los resultados. Los pastores de otras iglesias han escuchado sobre nosotros, vienen a los eventos y salen convencidos de que anhelan algo similar para sus congregaciones. Es así como nuestros congresos se han replicado en Venezuela, México y Estados Unidos. Luego, mandan fotos que nos llenan de satisfacción porque comprobamos que estamos impactando a miles, justo como el Señor desea”.

“Jesús fue un innovador en todo sentido. Revolucionó la forma de predicar, de hacer milagros y de acercarse a las personas. Históricamente, la iglesia cristiana ha crecido cuando hay innovación. La Reforma, por ejemplo, se dio gracias a la invención de la imprenta. Ahora, sucede lo mismo, ya que deberíamos aprovechar todos los recursos disponibles para comunicar el mensaje de Jesús. La innovación no es un fin en sí misma. El objetivo es compartir sobre el Señor y cuando se tiene el impulso por la excelencia, nuestra mente se abre a nuevas ideas. Por eso hemos emprendido tanto: las Noches de Gloria en los estadios más grandes de Latinoamérica, los congresos, la construcción de Ciudad de Dios, el programa de televisión con mayor rating en el mundo cristiano y la página de internet. Todas las áreas de este ministerio son innovadoras ya que buscamos nuevas herramientas y recursos con el deseo de hacer lo mejor para Dios”, enfatiza el pastor Mendoza.

Además, aclara convencido: “Se podría pensar que los jóvenes vienen a la iglesia buscando innovación, pero no es así. Ellos llegan a Casa de Dios para encontrarse con el Señor y además, encuentran creatividad. Primero experimentan un avivamiento y la presencia del Espíritu Santo les trae ideas novedosas. Los jóvenes tienen hambre de Dios y nuestro objetivo es saciarla. Cada locura que se nos pueda ocurrir tiene como objetivo que Dios hable y se derrame en la gente. Cuando vemos que esto sucede, nos sentimos bien porque todo el esfuerzo valió la pena, de lo contrario, sería un espectáculo vacío, pero no es así, porque Dios siempre está presente. La creatividad surge del avivamiento del Espíritu Santo quien guía lo que hacemos, no al revés”.

Chepe explica, muy animado: “Si algo me ha impresionado es la forma como el Espíritu gobierna al equipo porque nuestras ideas coinciden. Por ejemplo, cuando pensábamos en el tema para el congreso Ensancha 2010, sucedió algo particular. Cierto día, durante la prédica del pastor Cash, vino a mi mente el tema “Un tributo al Espíritu Santo”, lo escribí en un papel y se lo mostré al pastor Hugo que estaba sentado a mi lado, quien me dijo: “¡Eso te iba a proponer!”. Justo en ese momento, ¡el pastor Cash mencionó que el próximo congreso sería para darle honor la Espíritu Santo! Hugo y yo reímos porque estábamos conectados. En ese tiempo, Chofo trabajaba en el primer libro del pastor Cash que se llama En honor al Espíritu Santo y que lanzamos en ese congreso. Fue impresionante descubrir que todos estábamos en el mismo espíritu. Esto nos ha sucedido muchas veces”.

La conversación ha terminado, pero ahora el entusiasmo por impactar vidas a través de la Palabra del Señor nos inunda a todos, porque, tal como dicen Chofo y Chepe: “En Casa de Dios queremos contagiar el deseo de ganar las naciones para Cristo”.

Facebook Comments