9 × seis =



× 9 = nueve


Este tipo de violencia se ha cobrado miles de vidas cristianas en los últimos años.

Un pastor de la iglesia evangélica Winning All (ECWA), en la ciudad de Obi del estado central de Nasarawa, en Nigeria, murió el 30 de junio a manos de hombres armados, supuestamente ganaderos de la etnia Fulani.

Se trata del Rev.- Joseph Kurah, quien iba acompañado de tres personas. El echo ocurrió en su granja mientras se dirigía a cortar arboles para hacer techos de madera. Sus acompañante lograron huir cuando dos hombres armados le interceptaron en el camino.

 

Hasta ahora, el gobierno estatal ha guardado silencio sobre el asunto.

Algunos miembros de la iglesia local en Obi dijeron a WWM que anteriormente hubo una discusión en la comunidad con un agricultor musulmán sobre la propiedad de la finca. Muchos de la comunidad cristiana sospechan que la banda de pastores Fulani ha sido contratada por musulmanes de la zona para llevar a cabo el asesinato.

 

Hasta ahora, el gobierno estatal ha guardado silencio sobre el asunto, mientras que algunas personas que reclaman la propiedad de la tierra de cultivo han sido detenidos y están siendo investigadas por el asesinato.

Este tipo de violencia se ha cobrado miles de vidas cristianas en los últimos años. El robo de ganado y las disputas por la tierra proporcionan un pretexto para la violencia en toda la zona del Cinturón Medio de Nigeria. Por otra parte, los ataques se han extendido más al sur.

El reverendo Joseph Kurah deja una esposa y siete hijos.

 

Deja tu comentario:

comentarios

No Hay Más Artículos
Welcome to my blog!