Multiplicando el dinero familiar

Multiplicar el dinero es el objetivo de todos los que tenemos el compromiso de sacar  adelante una familia.

Por: Eduardo Palacios

Sin duda alguna el aspecto económico consume mucho de nuestras pláticas y tiempo utilizado en el hogar para sentarnos a revisar cuentas y números, planificar pagos, ver cuánto tenemos para enfrentar nuestras necesidades, obligaciones, gustos y aun de cuánto disponemos para realizar nuestros planes y proyectos. La mejor forma de empatar las entradas con las obligaciones de gasto es preparando un plan por escrito que nos sirva de guía y límite para no pasarnos y quedarnos cortos al final de mes. El compromiso y seriedad en seguirlo y observarlo demanda responsabilidad, paciencia, honestidad, perseverancia y gobierno o dominio de sí mismos.

Principios que no todos tienen como valores en sus vidas, y por lo cual, no se les hace fácil observar y cumplir lo acordado en su plan de gastos o presupuesto. Claro que tendremos que sacrificar mucho, sobre todo, al ver alrededor la enorme oferta de opciones, y lo que otros pueden adquirir y nosotros ni nadie, quiere quedarse atrás; pero ese es el precio que debemos estar dispuestos a pagar, sobre todo, para no usar el dinero ajeno de las tarjetas de crédito, lo cual nos llevaría a un conflicto anunciado. Limitarnos a gastar dentro de lo planificado según nuestras posibilidades o ingresos, hará que nuestro dinero rinda al máximo y eso nos ahorrará el vivir con ansiedad, estrés, problemas, vergüenzas y penas innecesarias.

¡No deje de ver este video del Dr. Palacios!

Consejos para emprendedores: ” Proteja sus ingresos o va a per…«Goles en el emprendimiento»” Proteja sus ingresos o va a perder el partido” – Dr. Eduardo Palacios Lima

Posted by Revista actitud on miércoles, 11 de noviembre de 2015

¡POR QUÉ NO ALCANZA EL DINERO!

La queja de muchos es “no me alcanza lo que gano”, y acusan al alto nivel de vida, a lo bajo de los salarios, etc., y en parte tienen razón, pero la mayoría de personas no se dan cuenta que es el nivel de endeudamiento que tienen, el que les hace pasar penas y angustias especialmente en época de crisis. Y es que el crédito les aparece por todas partes y no logran evitar los efectos que este trae a su vida personal, profesional y familiar. Salen de su casa que están pagando al crédito, manejando un carro comprado al crédito, con gasolina cargada a su tarjeta de crédito, a comprar una pantalla plana que le anunciaron, podría obtener fácilmente al crédito, y la cantidad de ingresos que destinan a pagarle a sus acreedores es tal, que con lo que les queda, luego de pagarles a estos, se les dificulta cubrir fácilmente sus necesidades y cumplir sus compromisos, lo cual tiene que ver con el que no les alcance el dinero que ganan para cubrir su presupuesto mensual.

Así he podido constatar que según es el porcentaje de ingresos que las personas destinan de sus entradas a pagar deudas, así es el efecto en su economía y en su bienestar personal, puesto que esto les trae consecuencias negativas tales como: insolvencia, descrédito, limitaciones, presión, preocupaciones, crisis y conflictos que causan innecesariamente la pérdida de su paz personal, la armonía familiar, la salud mental, física y hasta espiritual.

LA UTILIDAD DE UN PLAN DE GASTOS

El tener un plan que ponga un límite a nuestros gastos, no es para que dejemos de gastar y fastidiarnos como algunos piensan, sino para que ese límite nos ayude a salir adelante; la mayoría tiene problemas para llegar a fin de mes por no tener un plan que limite sus gastos en una forma realista y fácil de cumplir. Algunas personas nos dicen que no hacen un presupuesto porque sus ingresos son variables y dependen de lo que vayan ganando diariamente, pero no importando la cantidad de ingresos o lo variables que estos sean, debemos de ayudarnos con un plan para controlar nuestros egresos o gastos.Si usted no sabe cuánto le ingresa mensualmente, sume sus ingresos de los últimos cuatro meses, para luego dividirlo dentro de cuatro y así saber cuánto le ingresa mensualmente en promedio. Si con su pareja logra sentarse a preparar su presupuesto, se evitará dificultades y terminará el mes disfrutando de paz y no tendrá las angustias y dificultades que otros tendrán porque no les alcanzara el dinero.

El presupuesto debe incluir todo lo que se requiere para cubrir nuestras necesidades, pagar nuestras obligaciones, adquirir cosas útiles y todo aquello que contribuya a nuestra comodidad y satisfaga nuestros gustos. Otra parte será para ahorrar y otra para compartir, recordando que si no se ahorra, nada se gana y si nada se da, nada se
recibe.

Franklin D. Roosevelt dijo: “Toda familia, como todo gobierno, puede gastar en un año un poco más de lo que gana, pero usted y yo sabemos que de continuar con esa costumbre irán a la pobreza”.

Facebook Comments