Marie T. Griffin una vida dedicada al servicio del cuerpo de Cristo

Marie Tamayo Griffin, es actualmente la directora de Expolit, la mayor convención hispana en el mundo de literatura cristiana, así como la mayor exponente de música y recursos para el cuerpo de Cristo. Marie de origen colombiano, presentadora de televisión y productora del programa internacional «Verdades que cambian vidas», así como empresaria y copropietaria de Eventers Miami. Forma parte de la junta de varias organizaciones sin ánimos de lucro, incluyendo la Asociación de Editoriales Evangélicas (SEPA) y ComunicadoresUSA. Fue directora de la revista Enfoque durante dieciocho años, y es autora y escritora colaboradora de varias publicaciones. 

¿Cómo fue el proceso que te llevó a dirigir Expolit?
Empecé a trabajar bajo la dirección de David a la edad de 18 años. Nunca me pasó por la mente que mi carrera y mi vida espiritual crecerían y me desarrollaría dentro de una compañía cristiana.

Hasta ese entonces trabajaba en el departamento de mercadeo, con la intención de irme a trabajar a otro lado.  Por una razón u otra el Señor siempre me retenía en la compañía. Claro, Él ya sabía lo que venía. 

David me propuso dirigir Expolit. Yo no tenía la más remota idea de cómo organizar un evento, ni era algo que me llamara la atención.  No tenía experiencia en coordinación, no tenía experiencia en la industria. ¡Este señor está poniendo demasiada fe en mí! pensé. La realidad es que no sabía nada. Eso sí, era una jovencita obediente y con muchos deseos de trabajar y servir a Dios. David no me dio opciones, básicamente me dijo ¡o lo haces, o lo haces! Yo lloré y oré mucho. 

Aunque al inicio me negué, entendí que Dios quería que yo hiciera esta tarea y más vale obedecer. Le dije al Señor que yo caminaría a través de esa puerta si iba de Su mano y hasta que llegara otra persona para hacer el trabajo. Aunque yo no quería, una cosa si tuve clara; que si Dios te envía, hay que hacerlo. Y el hecho de que Dios te envíe no quiere decir que el éxito esté garantizado; debes ser diligente, instruirte, y esforzarte, dar lo mejor de ti para lo que sea que el Señor te ha llamado. 

¿Cómo definirías Expolit en una frase?
Una fuente de recursos para la iglesia de valor incalculable. 

¿Qué te motiva a trabajar cada año en la dirección y realización de este evento?
Me motiva y me emociona ver que nosotros podemos ser los “Aron y Ur” para cientos de ministerios que necesitan ese apoyo. Que nosotros podemos ser “abridores de caminos” y facilitadores  para autores, cantantes, medios, etc.  El saber que hemos formado parte del plan de Dios en sus vidas y ministerios nos llena de satisfacción. 

Nuestra misión es llevar el evangelio a todas partes del mundo a través de cualquiera que sea el producto que lleva el mensaje de Jesús. 

Cuéntanos una historia de algo extraordinario o lo más gratificante que hayas vivido en los años que llevas como directora de Expolit.
Definitivamente lo más extraordinario es la oportunidad de conocer a grandes hombres y mujeres de Dios de quienes he aprendido y que han dejado una huella imborrable en mi vida. 

Historias hay muchas en más de 25 años, pero las veces que Dios directamente me ha hablado a mí en medio de la locura ha sido espectacular.  

Un año en particular Marcos Witt estaba ministrando en el escenario y sintió llamarme y darme palabra profética desde el escenario.

Dos días después, empiezan a llamarme por los walkie-talkie: ¡Urgente, Marie se le solicita en el backstage! Inmediatamente me imaginé que algo terrible estaba ocurriendo y que necesitaba de mi atención. Era Marco Barrientos que Dios le dio palabra profética para mí también. Fue un año de muchas pruebas personales que muy pocos sabían. Ver la delicadeza de Dios en hacerme saber que Él no se ha olvidado de mí, ni de mi trabajo. Me impactó. En medio de mi corre corre, Dios estaba al tanto de todo. Estas profecías se cumplieron al pie de la letra 3 años después

¿Cuál es tu sueño para Expolit?
Mi sueño para Expolit es verlo existir por muchos años más. Oro que el señor nos dé la capacidad y creatividad para seguir adaptándonos a un mundo cambiante y ser más relevantes aun para impactar a esta nueva generación.

¿Qué significa para ti ser una mujer de ministerio y liderazgo?
Ser una mujer de ministerio y liderazgo es ser una mujer obediente a la instrucción de Dios, dispuesta a hacer la tarea delegada por pequeña que parezca. Cabe aclarar que toda mujer, esté donde esté tiene un ministerio al cual se debe y un campo de liderazgo donde Dios la ha puesto, a alguien a quien influenciar. No tomemos por menos esta tarea. Frecuentemente confundimos esto con estar en grandes plataformas o detrás de micrófonos.

También creo que la mejor forma de que una mujer pueda inspirar a otras es con sus hechos. Es imperativo tener un espíritu humilde y noble, que esté en constante búsqueda de oportunidades de servicio al prójimo sin reconocimiento o esperar retribución alguna.

¿Qué tan importante es para ti la literatura?
Me convertí a los 13 años leyendo el libro “Corre, Nicky Corre”. Impactó mi vida de una manera increíble. Recuerdo estar leyendo el libro en mi cuarto, en uno de los capítulos el Espíritu Santo me tocó. Paré y me arrodillé a la orilla de mi cama y acepté al Señor. Allí solita, a los 13 años… Solo Él, yo y un libro. Por eso creo tanto en el poder de la literatura. 

¿Qué es lo que más te emociona de este trabajo?
Dos cosas me emocionan: Los retos que enfrento. Me encantan los retos. Soy muy audaz. Y las personas que he conocido. Nada es más interesante y emocionante que las vidas y las historias de otros.


Este año Expolit se realizará en la semana del 9 al 12 de agosto, como en años anteriores en la ciudad de Miami.

Inscríbete ya: goo.gl/JGB13r

Facebook Comments