LA BIBLIA EN LA UNIVERSIDAD

Fernando Mazariegos es Presidente de la Junta directiva de la Sociedad Bíblica de Guatemala y Pastor de la iglesia Presbiteriana El Divino Salvador. Hace poco fue nombrado Decano de la facultad de Teología de la Universidad Panamericana de Guatemala y nos comento los retos y desafíos que enfrenta en este nuevo cargo, así como la visión y proyectos que tiene preparados para dicha facultad.

¿Cómo ha enfrentado el reto de ser decano de la facultad de Teología?
El primer gran reto es seguir cumpliendo el trabajo que el antecesor, el Dr. Samuel Berberian estaba realizando, todas las expectativas caen sobre mí al suplir una responsabilidad tan grande como lo es la decanatura. El segundo gran reto son todas aquellas expectativas que los alumnos e iglesia esperan de una facultad de teología, en donde esta facultad no se desvincule del que hacer de cada uno de los elementos en la visión de la iglesia y aún de la sociedad guatemalteca.

Hoy por hoy la teología tiene grandes desafíos, el mundo globalizado está presentando la necesidad de que como teólogos o estudiantes de teología demos respuestas coherentes ante todos los males y avances sociales en los que estamos envueltos en todo lo relacionado a la teología. Las sociedades buscan una fe que se pueda “acomodar” al contexto de su misma necesidad, la  cual no es la fe que esta descrita en las sagradas escrituras, eso hace que la necesidad de nuestros estudiantes de teología los lleve a encontrar esos principios que son fundamentales para nuestra fe.

¿Qué pasa con todas aquellas personas que estudian teología solo por tener un titulo y no por un llamado real?
Hay ministros de diferentes congregaciones que inician el proceso formativo de su fe para fortalecer el ministerio. Hay personas (laicos) que también vienen  con el deseo de aprender y fortalecerse dentro de sus iglesias. Por otro lado también hay un perfil de personas que son miembros de diferentes iglesias, sin embargo encuentran la posibilidad de estudiar teología y comprender muchas veces las grandes preguntas existenciales que hay en nuestro mundo. No podemos negar la posibilidad de que las personas acudan a nosotros para esa finalidad. Lo que si hemos notado es a personas diferentes al momento de egresar, ya que Dios nos permite implementar una semilla de la palabra y de la sana doctrina en función de las personas  que han concluido su carrera. En la universidad no formamos pastores, por el contrario, vienen pastores formados en sus denominaciones y nosotros trabajamos  todos los aspectos académicos posibles.

¿Cuál es el porcentaje de pastores que asisten a la facultad de teología?
Realmente el porcentaje entre pastores y laicos es muy similar, tenemos un 40% de pastores, 40% de laicos y el otro 20% son personas que no cuentan con una iglesia o denominación con quien sentirse afiliados. Aunque, cabe resaltar que este porcentaje ha disminuido en función de que algunos de ellos se convierten en laicos que están sirviendo dentro de las iglesias.

¿El equipo de docentes lo conforman pastores?
No todos son pastores, pero si son personas comprometidas con su iglesia. Tenemos profesores de distintas iglesias como, Príncipe de Paz, Elim, Verbo, Presbiteriana, Asambleas de Dios, entre muchas otras. Nuestro Staff de profesores lo conforman personas de diferentes iglesias, diferentes confesiones, pentecostales y neo pentecostales.

¿Qué fortaleza podría mencionar de la facultad de teología en la Universidad Panamericana en comparación a otras universidades?
La facultad de teología tiene un enfoque ministerial, y eso hace que el 80% de nuestros alumnos ya estén comprometidos con la iglesia. He trabajado en otra facultad de teología y allí la estadística es, 20% de los alumnos tiene un enfoque ministerial y el 80% no saben cual es el enfoque real. Eso quiere decir que una de nuestras fortalezas es que siendo académicos no necesariamente tenemos un enfoque fuera de la iglesia, sino que regresamos al alumno ya equipado con las herramientas teológicas y con un servicio más eficiente para su iglesia.

La variedad de profesores capacitados por nosotros mismos hace posible que nuestros alumnos se sientan identificados con toda la policromía que hay de las iglesias evangélicas en Guatemala.

¿Hay muchos pastores jóvenes que por distintas razones no concluyeron toda su carrera académica,  puede brindarle la universidad algún apoyo para qué pueda ingresar a la facultad?
Estamos diseñando un programa el cual será un diplomado en ciencias bíblicas que estará disponible para todo público. Esta específicamente diseñado para ese grupo de personas incluyendo pastores que no lograron terminar todos sus estudios. Aún estamos trabajando en ello, lo más probable es que el otro año lo podamos implementar en cooperación con la Sociedad Bíblica de Guatemala, de hecho ya está funcionando en la Sociedad Bíblica pero queremos implementarlo en la universidad.

Facebook Comments