Gente que participó en abortos se arrepiente

Se trata de hombres y mujeres que realizaban abortos o participaban en ellos. Se levantaban cada mañana con el tormento de tener las manos embarradas con la sangre de indefensas criaturas que ellos mismos se encargaban de mutilar, pero hoy se han acercado a Dios arrepentidos, renunciando para siempre a los negocios mortales del aborto.

Abby Johnson, dejó su puesto como administradora de Planned Parenthood, una de las industrias de aborto más grandes en el mundo, y se convirtió en defensora de la vida. En la actualidad es directora de una organización provida y le pide a Dios que toque los corazones de los abortistas en Washington para que abandonen estas prácticas.

Personas que antes apoyaban el aborto, ahora se pronuncian en contra del mismo. / Cortesía

Ella esperaba que solo 10 o 12 trabajadores renunciaran, pero Dios la sorprendió cuando en solo un año 419 personas renunciaron a sus trabajos como abortistas. Bien nos dice el Señor: “Como son más altos los cielos que la tierra, así son (…) mis pensamientos más que vuestros pensamientos”. Dios hizo más de lo que cualquiera habría imaginado.

“¿Cómo pude haber participado alguna vez cuando no es algo que hubiera elegido para mí o para mis hijas?”, expresa apesadumbrada la enfermera Shelley Guillory, quien pasó de ser promuerte a provida, de defender la muerte a defender la vida y el amor. “No está bien convencer a una mujer de quitarle la vida a su hijo. No está bien mutilar el cuerpo de los bebés”, concluye.

Facebook Comments