¿Debe tu iglesia imprimir boletines semanales?

El “Boletín de la semana” o “Guía de adoración”, o como sea que en tu iglesia le llamen a los papeles que entregan los servidores en los pasillos de la entrada de la iglesia cada domingo. ¿Cuál es el propósito? ¿Realmente tu iglesia necesita un boletín?

Muchas iglesias han estado imprimiendo y distribuyendo cientos de boletines cada semana durante años sin siquiera considerar por qué. Simplemente es lo que siempre han hecho. Típicamente los boletines de la iglesia mantienen informada a las personas sobre lo que está sucediendo en la iglesia e incluyen listas de eventos próximos, estadísticas recientes de asistencia, y algunas notas para acompañar el sermón o prédica. Los boletines también pueden proporcionar información para los visitantes y una oportunidad para que los anunciantes se conecten con estos invitados.

¿Por qué algunas iglesias están abandonando los boletines?

A pesar de que los boletines semanales impresos han comunicado efectivamente estos detalles durante años, algunas iglesias se están alejando de ellos por algunas razones:

  • Imprimir cientos o miles de boletines de calidad cada semana puede llevar mucho tiempo o ser costoso para las iglesias.
  • Los boletines impresos no permiten mucha flexibilidad y no se pueden corregir los errores sin costos adicionales.
  • En algunos casos, se vuelven obsoletos a medida que las personas adoptan nuevas tecnologías. Muchas personas simplemente agarran uno porque un “servidor” estaba allí repartiendo boletines. Pero apenas lo rozan y luego lo tiran a la basura.

¿Cuáles son algunas alternativas para imprimir un boletín semanal?

Algunas iglesias que todavía quieren un boletín de papel físico sin la molestia y el costo de la impresión semanal optan por un boletín mensual. Este método puede ahorrarle dinero a la iglesia, pero debe planearse con mayor anticipación, por lo que el contenido no es tan oportuno.
Los anuncios en video ya han reemplazado los boletines en muchas iglesias. Si bien son más atractivos que un pedazo de papel, también son más limitados en la cantidad que pueden comunicar y solo llegan a cierta cantidad de personas y luego pueden olvidarlo.
Los “newsletter” (correo electrónico) semanales han reemplazado a los boletines impresos en algunas iglesias. A pesar de que la mayoría de las personas ahora tienen direcciones de correo electrónico, estos mensajes a menudo no se leen y una parte de la comunidad de la iglesia nunca aprende acerca de las actualizaciones y oportunidades importantes.

Muchas iglesias tienen la información a través de una aplicación móvil. Aunque esto es conveniente para la mayoría de la comunidad de la iglesia, es probable que los visitantes no descarguen una aplicación solo para acceder a las notas de los sermones o consultar los próximos eventos.
Para mantener el aspecto de la hospitalidad, algunas iglesias colocan voluntarios en una estación de bienvenida para proporcionar la información que normalmente se encontraría en un boletín. Pero la mayoría de los invitados serán demasiado tímidos para acercarse y solicitar un boletín impreso.

Si te apegas al boletín tradicional, ¿cómo puedes mejorarlo?

Considera a tu audiencia. Este boletín se entregará tanto a los invitados como a los asistentes regulares. Si bien debería mantener informada a la comunidad, un boletín debería ser la primera impresión de la iglesia y debería ser atractivo para los invitados. Evite el lenguaje de la iglesia y los acrónimos ministeriales. Proporcione la información de contacto que los visitantes necesitan para conectarse y dar el siguiente paso. No les digan que hablen con el hermano “José” después del servicio, ¡no tienen idea de quién es!
Incluya la información necesaria, nada más ni menos. Es más probable que las personas lean y recuerden sus anuncios importantes si hay menos distracciones. Elimine el contenido estancado y reduzca la cantidad de anuncios. Puede que tenga a todos los ministerios “peleando” por incluir sus anuncios, pero creará un boletín más efectivo.

Produzca un boletín de calidad que sigue la marca de su iglesia, evite errores de gramática  y refleje bien a su iglesia.

Entonces, ¿cuál es la elección correcta?

Por supuesto que va a depender de cada iglesia, considerando la cultura de lectura y demografía de sus asistentes, puede chequear cuando boletines quedan arrugados en el auditorio después de un servicio.

Si encuentra una manera de difundir la información de manera más efectiva, no tema cambiar la forma en que siempre lo ha hecho. No hay una solución perfecta, siempre va haber gente insatisfecha sin importar lo que elija.

Elexio Blog

Facebook Comments