× 4 = cuatro



8 + ocho =


La importancia de rodearnos de personas que logren transmitirnos una actitud correcta sin importar cuán difícil sea la situación por la que atraviesen, nos enseña a valorar y detectar a tiempo las oportunidades que se nos presentan en la vida.

Manuel Espina, fundador de Guatemala Próspera, inició con el deseo de querer transformar de alguna manera la vida de las personas que se encontraban en su entorno a partir de que su primo falleciera a causa de la súbita enfermedad del cáncer, aunque esos momentos fueron duros para su familia, Manuel comprendió que no había motivo por el cual él no tuviera la misma actitud que su primo, mostrando un corazón que rebosaba de alegría y paz, viviendo con una gran serenidad que solo Dios podía darle.

Percibió que tenía la oportunidad de transmitir ese mismo mensaje a las personas; sin mas, inició a realizar reuniones en la que pudiera hablar del mejor líder que ha existido en el mundo: Jesús. No trataba de hablar de ninguna religión, sino de tener una relación con Dios.

Al inicio, cinco eran las personas que lo acompañaban en las reuniones, pero tiempo después, el grupo llegó a estar conformado por 150 personas, cuyo propósito era impactar a la gente para que entendiesen qué fue lo que Jesús hizo para que tuvieran vida en abundancia.

Aunque junto a su equipo trataban de impactar a la sociedad de manera positiva, se dieron cuenta que debían dar un paso relevante para la nación; se diversificaron y decidieron enseñar principios de liderazgo; analizaron a los líderes más sobresalientes del mundo e, irrefutablemente, entendieron que Jesús es el líder más grande de todos los tiempos. Bajo esta premisa, decidieron enseñar los principios de liderazgo de Jesús en las siete esferas de influencia de la sociedad; en especial la empresarial.

«No busquemos transformar Guatemala, busquemos transformarnos nosotros mismos, porque la transformación empieza en uno». –Manuel Espina.

Es así como en el 2003, Manuel Espina junto a otro grupo de personas crean Guatemala Próspera, una manera de compartir mejores herramientas de liderazgo bajo los principios de Jesús, con gente que ya había logrado el éxito a nivel mundial; empresarios adinerados que compartieran las técnicas y principios que los habían llevado al éxito. Su objetivo es llegar a formar suficientes líderes que tengan la capacidad de transformarse a sí mismos para luego transformar a la nación, asegurando que los cambios empiezan por nosotros mismos.

Más de seis millones de personas han logrado ser parte de los proyectos de transformación que lidera Manuel Espina, esto sin sumar las más de 105 mil personas que han experimentado el programa La Transformación está en mí, programa en el que comparten consejos que les ayudan a mejorar las distintas áreas de su vida. Han tenido testimonios de familias reconciliadas, de personas que han mejorado el trabajo en equipo; las empresas más grandes de Guatemala se han unido a esta visión, cuentan con un convenio con el ministerio de educación para capacitar a los más de 168 mil maestros de las escuelas públicas del país, entre otros sectores de la sociedad.

Asimismo, desde hace cuatro años realizan el Desayuno Nacional de Oración, evento que nace bajo el espíritu de Jesús, promoviendo la unidad entre todos los sectores de la sociedad, basándose en Juan 17 «para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste» actuando bajo la primicia de la unidad.

Lo que sucedió con su primo en 1999, para Manuel fue un evento que no solo transformó su vida, sino también su corazón, despertando en él el deseo de apoyar la transformación en la nación.

Deja tu comentario:

comentarios

No Hay Más Artículos
Welcome to my blog!