siete − = 5



1 × = uno


Usa provechosamente tu dinero y no lo malgastes al comprar.

Estos sencillos y prácticos consejos les han traído éxito económico a un buen número de Latinoamericanos que han recibido nuestras capacitaciones.

Por: Dr. Eduardo Palacios

Primer consejo: Trata de vivir con cero deudas. Esto es fundamental para poder vivir en total libertad financiera, disfrutar de bienestar personal y tener noches apacibles. Las deudas traen serias consecuencias en el rendimiento laboral y economía de las personas. Y la dificultad que tienen en cubrir el resto de gastos y compromisos, por lo que destinan a pagarle a sus acreedores, les trae perdida de su crédito, estrés, preocupación, y ansiedad. Además pierden su paz personal, la armonía matrimonial, la salud física y hasta la espiritual.

Segundo consejo: De preferencia usa el crédito para invertirlo en algo que te genere entradas o bien aumente de precio. Cuando se trate de pedir dinero prestado ya sea a una tarjeta de crédito, un banco o bien una cooperativa, que este sea para destinarlo a algo que te permita generar ingresos y te deje ganancias mayores de lo que tendrías que pagarle a estas instituciones, o bien en algo que aumente de valor. Solo así se justifica el uso de un crédito. Eso de que “el que nada debe nada tiene”, suena bonito, pero al final resulta perjudicial y hasta catastrófico.

Tercer consejo: Si usas crédito abona lo más que puedas al capital adeudado para pagar la menor cantidad de intereses. Siempre solicita un crédito al más largo plazo para que el pago mensual sea bajo y no afecte el resto de tus pagos y compromisos, pero decídete a pagarlo en el menor tiempo posible. Mientras menos dinero mandes de tu casa a otras casas para pagar intereses, mejor será, pues así podrás quedarte con ese dinero que te servirá para incrementar tu capital y no el de otros.

Cuarto consejo: Usa provechosamente tu dinero y no lo malgastes al comprar, de modo que puedas economizar dinero. Tus ingresos destínalos a cubrir tus necesidades y obligaciones, comprar lo que utilizas o te sirve, adquiere comodidades y date gustos pero guarda una parte para tu ahorro. No salgas a comprar cosas pensando que estas te traerán felicidad, tampoco adquieras algo solo para ir a ostentarlo o a presumirlo, o lo que aún es peor, para competir y que los demás te acepten.

Quinto consejo: Haz un Plan de Gastos y controla que no te pases de lo planeado para no gastar más de lo que ganas. La clave es hacer una lista de lo que pensamos gastar y cuánto dinero disponemos para gastar en eso. Luego viene la fase de controlar que lo dispuesto para gastar se cumpla al pie de la letra. A eso se le llama: regular semanalmente el gasto. Uno de los secretos de los millonarios es el de llevar control y regulación de sus gastos para no pasarse de lo que planificaron gastar. El best seller “El Millonario de al Lado”, el cual es un estudio de personas millonarias, reveló que aunque estas tienen ingresos abundantes, lo que realmente les permite aumentar sus capitales, es que se limitan a gastar lo que han determinado gastar. Y se ajustan o apegan al centavo a ello, y les va muy bien.

Sexto consejo: Lo que no te llegues a gastar cada mes, juntalo para más adelante invertirlo en aquello que te genere ingresos extras. Lo que al final del mes uno no se gastó es lo que verdaderamente ganó. Y esa ganancia es nuestro capital, el cual podremos incrementarlo poco a poco. Esta es la forma de quienes han salido de la pobreza y se han enriquecido. Y su capital lo han invertido en aquello que les produce ingresos a través de intereses, utilidades, regalías o alquileres.

Séptimo consejo: De tus ganancias diezma y contribuye generosamente a beneficencias. De nuestra abundancia se espera que honremos a Dios con una parte y otra la compartamos con personas o bien instituciones que requieran de ayuda, para asistir a otros a reinsertarse, educarse, sanarse, tener techo, rehabilitarse, abrigarse o alimentarse. En fin, para dejar huella provechosa en nuestro país.

Deja tu comentario:

comentarios

No Hay Más Artículos
Welcome to my blog!