12 cosas que no te advirtieron al ser Pastor

Ulises Uyarzun un blogger cristiano, compartió estos pensamientos acerca de la ardua labor de un Pastor:

1. Ser pastor es el puesto más ingrato que hay, como un arquero, puedes jugar 89 minutos geniales, pero si cometes un error el minuto 90, tu legado se resumirá al fatídico minuto noventa.

2. El cariño y la admiración de las personas es circunstancial. Cambian las circunstancias, te mueves un poco de sus expectativas y hasta ahí llegará su admiración.

3. Si se decepcionan de uno, no consideran que uno es “humano”. Pasas de ser “Ungido de Dios” a “Enviado del diablo” (Y sin escalas).

4. Mantener siempre la “cordura” será esencial, tener claro aquello que le decía el esclavo al emperador Marco Aurelio “Recuerda que eres solo un hombre”.

5. Ser pastor es saber que un mensaje tuyo puede salvarle la vida a alguien o arruinársela. 

6. Predicar es una tarea difícil, porque un coach gana mucho dinero compartiendo la misma charla en diferentes lugares por meses. Un pastor debe compartir una charla diferente todas las semanas y mantener el mismo nivel de calidad.

7. Un 70% de personas que vendrán a pedirte consejería, esperarán que les digas “Qué hacer” “Querrán que los guíes”, como si fueras un GPS. 
Pero si un día les dices “No”… Les dices algo que no quieren escuchar, terminarán al final haciendo lo que siempre quisieron y además saldrán criticándote en sus grupos de amistades.

8. Lamentablemente habrá gente que se acercará a ayudarte, pero solo para pavonear a otros que te ayudaron.

9. Hay pastores que viven muy bien, que han solucionado su vida económica, pero son la excepción a la regla, la gran mayoría “cuenta las monedas”. Por eso es recomendable si es posible, tener un trabajo aparte para vivir más tranquilo.

10. Debes saber, que si no trabajas en equipo estás frito. Un buen mensaje y una buena gestión es el resultado de varias cabezas.

11. Debes saber, que “No salvas a nadie”, que por mucho que te digan “Si usted se va de aquí esto no sería lo mismo” es solo poesía.
La estructura y el ritmo religioso es tal, que si mañana no estás, en poco tiempo vendrá otro y de tus mensajes, a más se recordarán de un par de títulos…

12. Y por último, a Jesús en los momentos más difíciles, su consuelo fue Dios y ese pequeño grupo de tres inseparables, aun durmiendo en el huerto estuvieron ahí con el maestro. Vendrán días muy difíciles, días en que cuestionarás el llamado, ahí en ese huerto de incertidumbre, entrégate confiado en quién te ha llamado y nunca te quedes solo, aunque sean tres amigos incondicionales que tengas, con esos tres es suficiente para enfrentar lo que tenga que venir.

Escrito por Ulises Uyarzun.

Facebook Comments